Ofrenda a Coyolxauhqui.
Ejercicios de activismo espiritual desde el llamado de Gloria Anzaldúa

Now let us shift… conocimiento… inner work, public acts

Calle de Regina 143, en el centro histórico de la ciudad de México. Cerca del metro Pino Suárez.

Exposición especial: Sábado 3 de noviembre de 11:00 a 13:00 horas.

 

Abierta al público los días  5, 6, 7, 8  de noviembre.

Clausura  el 9 de noviembre a las 12:30 horas. 

La escritora-activista-nepantlera Gloria Anzaldúa nos hace un llamado a conocernos desde un trabajo interior que a su vez se manifiesta como una acción de transformación de y en lo público.  Esta “trabajadora de la cultura” recupera la figura de la diosa mexica de la luna, Coyolxauhqui,  para evocar un proceso de fragmentación y doloroso desmembramiento que nos abre paso a un healing process, un camino de  luz en la oscuridad, a partir del cual las personas que experimentan una herida pueden reconstituirse en otro nivel.

           

Desde esta perspectiva, recuperamos la práctica de la  ofrenda tradicional del día de muertos, como un intersticio que posibilita pensar la paz de los vivos desde una vulnerabilidad común  y lo imperativo que es desdibujar las fronteras entre los géneros, los territorios y los modos de conocimiento. Para tal anhelo, proponemos dos ejercicios simultáneos de activismo espiritual en esta ofrenda a Coyolxauhqui.

           

La ofrenda como un ejercicio de memoria

La “ofrenda” radica en hacer memoria de algunos de los valiosos aportes que se pueden encontrar en el pensamiento-vida-obra de Gloria Anzaldúa para pensarnos en la actualidad.  La ofrenda busca darle una vida nueva a algunas de las palabras-imágenes de Gloria Anzaldúa que se expusieron  por primera vez en abril de 2016.                       

           

Durante la instalación de la ofrenda, se remembrarán algunos pasajes de la vida de Gloria Anzaldúa y algunas reflexiones sobre sus aportes teóricos para comprender las múltiples dimensiones  de la frontera, el trabajo creativo como forma de resistir la extinción de las culturas, el cómo entiende ella la impermanencia y transformación de las  identidades, y su propuesta de un nuevo mestizaje sin violencia.  La ofrenda concluirá con una conferencia sobre The Coyolxauhqui  Imperative de Anzaldúa y una reflexión colectiva.

           

 

Las calaveritas como un ejercicio crítico de la violencia y creativo de culturas de paz  

Como un segundo y simultáneo ejercicio de activismo espiritual, se invitarán a los asistentes a realizar una acción de escritura, “nos/otras calaveritas˝, con la que podrán, con su experiencia,  reconfigurar a Coyolxauhqui.

Las calaveritas  como composición poética reúnen el humor, la ironía, el ingenio, e incluso la caricatura, por lo cual son un canal idóneo para explorar la relación entre imagen y palabra, como propone Anzaldúa:

“una imagen es un puente entre la emoción evocada y el conocimiento consciente; las palabras son los cables que sostienen el puente. Las imágenes son más directas, más inmediatas que las palabras y más cercanas al inconsciente. El lenguaje de la imagen precede al pensamiento en palabras, la mente metafórica precede a la conciencia analítica˝

 Sin embargo, la invitación es precisamente a escribir otras calaveritas, pensando  que nadie por poderoso que sea es capaz de escapar a la muerte, así como que la escritura con palabras e imágenes es una forma de recordar y habitar nuestra vulnerabilidad compartida.  Querer la paz, implica no negar la existencia de la violencia, sino desde la herida, abandonar las viejas identidades, desmembrándolas, para reconstruirlas, de otra manera y alcanzar nuestro potencial; en esto consiste precisamente el proceso Coyolxauhqui. 

          

 La escritura para Anzaldúa podía llegar a ser proceso por el cual  podemos  profundizar en la identidad para emerger distintos tras un healing process, individual y cultural. La escritura desde esta perspectiva es un acto colectivo que Anzaldúa misma practicaba ofreciendo sus textos a otras personas (sus comadres) para su lectura, revisión, crítica y corrección. De ahí precisamente, que este ejercicio alcance su plenitud en la realización de una puesta en común y busque ser un “nos/otras calaveritas˝.

La propuesta  consiste en:

  1. Tomar una de las hojas de papel donde con palabras e imágenes aparece el proceso Coyolxauhqui.  

  2. Evocar un momento de violencia que hayamos sufrido, atestiguado o por el que sintamos compasión si hemos escuchado de él de manera indirecta.

  3. Dibujar y escribir libremente, no el suceso como tal sino un acto de visión, una transformación, en la que esa experiencia pueda dejar de ocurrir, las lógicas que lo sustentan se desmiembren, nuestras culturas puedan llegar a ser diferentes, y logremos resistir entre las fronteras de la paz y la violencia.

  4. Colocar este  acto de escritura entre palabras e imágenes en  los hilos que cuelgan alrededor de la ofrenda, precisamente como si fuera el papel picado que la adorna.

  5. Reflexionar que tenemos el potencial crítico de denunciar  la violencia a la par que el potencial poético de trabajar con las identidades que constantemente están rehaciéndose y pueden construir culturas de paz.

Para quienes no pueden asistir al sitio de la ofrenda, les invitamos a participar de manera virtual. La propuesta es visitar la Galería de pensamiento Entre palabra e imagen que se encuentra disponible en línea en

http://uaemculturatlalpan.com/entrepalabraeimagen.html,  así como enviar por correo electrónico sus ejercicios de “nos/otras calaveritas˝,   para incorporarlos en la ofrenda (nosotrascalaveritas@gmail.com

Agradecemos a la Casa de Cultura de la UAEM en Tlalpan,  al  ICSyH de la BUAP y al  Gloria Evangelina Anzaldúa Literary Trust las facilidades para exponer nuevamente los dibujos de Gloria Anzaldúa.  Agradecemos también al Esia Unidad Regina por ser el espacio para esta nueva casa de la exposición justamente en el Centro Histórico de la Ciudad de México, y a la Cátedra Unesco Ética, Cultura de paz y Derechos Humanos del Tecnológico de Monterrey por la invitación a leer a Gloria Anzaldúa en el cruce de los estudios de género y los estudios de paz.

Atentamente, 

Coordinadores del proyecto

 

Coco Gutiérrez Magallanes

Javier Camargo Castillo

Roberto Domínguez Cáceres

Jose Antonio García Ayala

Participantes en el Montaje:

 

Adriana Ortiz Stern

Alondra Julieta López Pérez

Esmeralda Andrade Hernández

Emerzon Ferrer Dieguez

Jose Luis Ramírez Bautista

Juan Dorado Romero

Ulises Paniagua Olivares

© 2017-2018

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon